Tu casa merece esta oportunidad.

Regularización de documentos, ampliación, acabado, mejoras, refacciones, o servicios básicos, como ser conexión a redes de saneamiento, agua potable, luz eléctrica y otros. A este crédito pueden acceder asalariados, microempresas o trabajadores independientes que puedan acreditar un año de antigüedad en la actividad.

A tener en cuenta: Debes contar con un año de antigüedad laboral, y tener buenos antecedentes crediticios.